Etapas del Despertar de Conciencia de los seres humanos.

 

 

El objeto de dividir en etapas o niveles nuestro comportamiento y lo que en este influya es con el fin de guiar hacia la solución y comprensión de las situaciones que se presentan en la vida diaria, apoyando el desarrollo personal en la etapa de preferencia.



La Evolución Espiritual es un proceso personal y esencial para progresar en la vida. Depende 100% de nosotros el estar en determinado nivel.
Es tiempo de conocer el proceso evolutivo-espiritual por el que pasan los seres humanos. Es importante aclarar que todos los seres humanos recorrerán cada una de estas etapas (ya sea en esta vida o en la próxima) y pueden en cualquier momento de sus vidas pasar a la siguiente. El objeto de dividir en etapas o niveles nuestro comportamiento y lo que en este influya es con el fin de guiar hacia la solución y comprensión de las situaciones que se presentan en la vida diaria, apoyando el desarrollo en la etapa de preferencia.

 

Etapa 1: Ser Humano Dormido

Las personas normales a las cuales nos referimos aquí como "ser humano dormido", emprenden prolongadas divagaciones mentales en su vida cotidiana. La actividad mental sin ningún rumbo ni meta específica se suele llamar en psicología "pensamiento no dirigido, flujo de conciencia o conciencia normal en estado de vigilia".

Aparte del pensamiento no dirigido existe el "pensamiento dirigido". Este se orienta hacia una meta determinada y esta vinculado con una situación o problema específico. Tanto el pensamiento no dirigido como el pensamiento dirigido, son los responsables de que el ser humano viva "dormido".

La característica principal, del "ser humano dormido" es que la persona que se encuentra en este estado, no se da cuenta de que es y está mientras lo experimenta, no se da cuenta de que existe mientras vive, piensa y actúa. Esta es la razón por lo cual se le conoce también como un estado de sueño psíquico, del cual el ser humano puede despertar.

Otro nombre para referirse al sueño psíquico es el de "mente mariposa", porque tal y como la mariposa vuela de flor en flor sin detenerse jamás, el pensamiento del "ser humano dormido" vuela de tema en tema, sin detenerse nunca.

Las personas comunes en general son mas materialistas y escépticas en relación a los temas espirituales, porque como están “dormidas” ven solo el aspecto material de la existencia o sea viven pendientes de la “punta del iceberg”. Estas personas suelen estar dominadas por los caprichos de su ego (tienen muchos “egos” dentro de ellos, por eso son dispersos y de conducta impredecible), no son capaces de escuchar su voz interior y tienen una tendencia a cometer frecuentemente errores básicos en su vida (los cuales raramente reconocen) suelen atribuir sus malos momentos a “la mala suerte”, “el destino” y en gran mayoría no se hacen responsables de sus actos.

Estas personas se dejan arrastrar y dominar fácilmente por otras, no tienen muchas opiniones personales, ya que generalmente no profundizan en los temas, se quedan con lo superficial. Este grupo de personas son las llamadas “masas”, las cuales son dominadas por los políticos de turno, además de las distintas religiones y sectas mediocres que todos conocemos.

Palabra clave de este nivel: “Ignorancia”
(Ser humano indiferente, inconciente y poco comprometido)


 

 

Ahora, no soy nada… y soy todo.

Hice mi primera comunión y la confirmación, he practicado budismo,  he participado activamente en ceremonias hinduistas, a ellos les he llevado mis ofrendas… Le he gritado a la Virgen de, y mi corazón se emociona cuando oigo la llamada a la oración en algún país  cuando voy a casa de mi padre y  bendice la mesa.


Celebro cada religión porque se que todas nacen del mismo lugar: el corazón, y que todas pretenden elevarse desde el corazón hacia el mismo Gran Espíritu.

 

En mis vidas pasadas fui guerrero maorí, ladrón, puta o monje, viví en muchos países y pertenecí a muchas religiones.

Con las manos en el corazón, me pregunto si hay alguna diferencia entre ser hindú, ser musulmán o cristiano, o ser madrileño, catalán o murciano, y sinceramente, no encuentro ninguna.

Yo no soy nada… y soy todo.

 

 

Etapa 2: Ser Humano Despierto

Cuando el ser humano despierta, el pensamiento no dirigido desaparece para siempre de su vida, pero no el pensamiento dirigido que puede utilizarlo cuando así lo necesite.



El "ser humano despierto" es aquel que permanece siempre como un testigo atento y vigilante, no sólo del mundo que lo rodea, sino de sí mismo también: de su cuerpo, sensaciones, emociones y pensamientos. Esta actitud provoca que nunca se olvide de sí, experimentando esto como un despertar: cuando el ser humano permanece alerta de sí mismo, se da cuenta de que es y está, de que existe, característica principal del "ser humano despierto" ("Conciencia del Ser").

El trayecto desde el "ser humano dormido" hasta el "ser humano despierto", usualmente pasa por tres peldaños.

En el primer peldaño y como resultado de conocer las enseñanzas espirituales básicas y haber practicado las técnicas que conducen al despertar (entre ellas la meditación), la persona irrumpe ocasionalmente en el estado de "ser humano despierto" para, momentos después, volver nuevamente a su estado habitual de sueño psíquico (“Primera Iniciación”).

En el segundo peldaño y como resultado de una prolongada práctica de las técnicas que conducen al despertar, la persona puede permanecer como "ser humano despierto" una parte importante del día, pero con dificultad (“Segunda Iniciación”).

En el tercer peldaño el proceso culmina y el ser humano vive ahora permanentemente y sin dificultad como "ser humano despierto", convirtiéndose éste en su nuevo estado de conciencia (“Tercera Iniciación”).

En la Primera Iniciación se encuentra otro grupo numeroso de personas, las cuales han practicado y conocido parte de las enseñanzas de la Nueva Era. La mayoría de ellos abandonan el camino espiritual porque sucumben a sus problemas personales, especialmente porque aun tienen mucho apego a las cosas materiales, dudas sobre el conocimiento espiritual y dependen demasiado de otras personas, sobretodo en el aspecto emocional. Estos seres no conocerán la verdadera felicidad a menos que decidan cambiar su sistema mental y creencias.

La Segunda Iniciación es el límite de los practicantes de cualquier religión, ya que para avanzar al siguiente nivel es necesario liberarse de los esquemas rígidos y las cadenas mentales de los dogmas. Por eso es necesario que las personas que pertenezcan a una determinada religión deban “trascenderla” para seguir su evolución espiritual, de lo contrario ellos se quedarán estancados en el camino, es esencial abrir la mente al conocimiento del Cosmos, que es ilimitado.

La plena conciencia del ser solo se obtiene en la Tercera Iniciación. Esta etapa de la vida es la más importante, porque aquí se produce el cambio radical que todos los seres humanos necesitan. “El ser espiritual” despierta por fin desde el interior para trabajar concientemente al servicio de el mismo y de la sociedad.

Palabra clave de este nivel: “Pasión”
(Ser humano positivo que actúa con energía y entusiasmo)

 

 

 

Etapa 3: Mente Espejo

La "mente espejo", cumbre del "ser humano despierto", es un estado puramente contemplativo en el cual el ser humano permanece como testigo puro (espejo) de todos los fenómenos externos e internos (imágenes que se reflejan en el espejo). Este estado de testigo puro se encuentra unido a un profundo "aquietamiento del intelecto" o ausencia de pensamientos (silencio o vació interior).

Los fenómenos externos son aquellos que percibimos con los sentidos físicos (vista. oído, olfato, tacto y gusto); los fenómenos internos son las sensaciones detectadas dentro de nuestro propio cuerpo (dolores, hambre, sed, urgencia y placer sexual, sentirse lleno por haber comido, deseos de ir al baño, etc.).

Viviendo el ser humano en "mente espejo" descubre que así como el espejo no puede separarse del objeto que refleja en su superficie en un momento dado, el testigo puro no puede separarse de los fenómenos externos e internos que percibe: el observador y el fenómeno observado son inseparables, son uno (Conciencia de Unidad).


Esta etapa es la “consolidación” del ser espiritual. Los viejos dogmas han sido derrotados (junto con todas las creencias erróneas). Las enseñanzas espirituales se fusionan con el ser y el espíritu brilla como un Sol en su máximo esplendor. El camino de la luz ha comenzado y el joven discípulo sigue aprendiendo cada día a ser mejor. Sabe que las cosas materiales son solo un medio para alcanzar el desarrollo del espíritu. Su voluntad es el bien para toda la humanidad.

Palabra clave de este nivel: “Bondad”
(Ser humano conciente, altruista y ético)


Etapa 4: Éxtasis Místico

La palabra éxtasis proviene de ex, privación o fuera de, y del griego stasis, acción de estar. La persona que experimenta un éxtasis místico deja de estar o, mejor dicho, ser conciente del mundo físico y mental para irrumpir en un estado totalmente diferente. El éxtasis es, pues, un estado en el cual la percepción del mundo físico, incluido el propio cuerpo, y mental, los pensamientos, emociones e imágenes, desaparece. En esta vivencia más allá de la percepción, uno no conoce o percibe al Absoluto como un objeto de conocimiento-percepción externo a sí mismo, uno se hace uno con Él. Es decir, aquí no solo se tiene "conciencia de unidad", sino de "Único", y no solo "conciencia de ser", sino de "Único ser que Es": el “uno sin segundo”. En este nivel el Ego se encuentra completamente integrado, ya no hay roles del ego que interfieran en la atención del maestro.

Se ha comentado mucho sobre el Éxtasis Místico a lo largo de la historia de la humanidad, pero la verdad es que las palabras no son suficientes para describir este estado de conciencia. Es un premio al esfuerzo del discípulo, que ahora se convierte en maestro. Es necesario vivirlo, es el néctar que hay que beber para conocer su sabor, este estado puro de conciencia es parte de la vida y cualquier persona lo puede lograr con voluntad, perseverancia y amor espiritual. El maestro espiritual está preparado para enseñar el camino hacia la luz, es un guía que siempre te ayudará cuando lo necesites. El conoce la verdadera felicidad, vive en la abundancia y riqueza interior más elevada. El maestro de luz tiene su ego completamente integrado, no tiene un lado oculto, siempre se muestra tal como es, en su verdadera naturaleza, el sabe que existe para cumplir su misión, está siempre enfocado en ella y creará las condiciones necesarias en su mundo para hacerlo mejor. El no es un ser humano común, es un ser que ha obtenido la “Conciencia Cósmica” y su motivación de vivir es ayudar a los demás a convertirse en maestros, para juntos lograr definitivamente la Nueva Era de la humanidad.

Palabra clave de este nivel: “Sabiduría”
(Ser humano sabio, maestro espiritual)



Etapa 5: iluminación Espiritual Final

La iluminación espiritual final es la suprema culminación del Sendero Espiritual en donde el ser humano, aún saliendo del estado de éxtasis místico, mantiene la conciencia de ser uno con el Absoluto, es decir, el Uno sin segundo. Este es el último paso de la escala de regreso al Absoluto, donde el ser humano se fusiona indisolublemente con la divinidad. Los Grandes Iniciados de la humanidad pertenecen a este nivel, estos seres encarnan en el mundo fisco para cumplir su misión de servicio, para despertar e iluminar a los seres humanos. Ellos son el Alma de la humanidad, sus enseñanzas han sido bien entendidas y practicadas solo por unos pocos. Los más grandes seres de este nivel fueron Jesús (Cristo) y Siddharta (Buda).


Este es el máximo nivel que un ser humano puede alcanzar, esta es la iluminación definitiva, donde el espíritu 90% logra la comunicación perfecta con su 10% encarnado. El trabajo de este ser es el servicio desinteresado para la Evolución Espiritual del Cosmos. Una vez alcanzado este nivel, el compromiso de ayuda a la humanidad en la cual esté encarnado el espíritu se hace muy poderoso. Su misión permanente es ayudar a los demás seres en el camino de la luz. El mismo Absoluto se encargará de ayudarlo a conseguir sus metas, logrando este espíritu iluminado el éxito en toda actividad que realice. Todos podemos llegar a este nivel, porque todos somos parte del Absoluto, nuestro creador.

Palabra clave de este nivel: “iluminación”
(Ser humano iluminado, espíritu de luz)



Comentario Final:

Hemos resumido los 5 Niveles Espirituales del ser humano, que son:

1.- Ignorancia
2.- Pasión
3.- Bondad
4.- Sabiduría
5.- iluminación

El primer paso del viaje hacia el autoconocimiento es saber en qué nivel te encuentras. Debes ser muy sincero/a contigo, ya que no servirá de nada engañarte. Una vez que reflexiones y logres identificar tu nivel espiritual presente, tienes que actuar de inmediato para avanzar en el camino. Hay algo que te puedo asegurar: no has llegado hasta aquí por casualidad, tu destino ha sido conocer las enseñanzas espirituales que te otorgarán la verdadera liberación, felicidad, amor y paz interior. Incluso los bienes materiales son fáciles de obtener una vez que te estabilizas espiritualmente, es natural que sea así, porque este mundo físico (y todos los mundos) existen únicamente como medio para la Evolución Espiritual de los seres, por eso la naturaleza nos ofrece abundantes riquezas, para poder crecer en todo nuestro esplendor. Recuerda esto: no hay límites, eres tu el que pone los límites en tu vida. Fuimos creados por un ser ilimitado (El Absoluto) y no tenemos límites como espíritus, por eso es verdad que todos somos “hermanos” y tenemos las mismas capacidades y potencial de crecimiento espiritual; No hay seres superiores ni inferiores. Los espíritus que están en el camino de la luz tienen una mayor apertura de conciencia y por lo tanto mas amplitud de acción que los espíritus que están en el error. Abre tu mente, eleva tu conciencia y disfruta tu vida de forma integral. Inicia tu propia Nueva Era personal y siempre comparte el conocimiento con las personas que quieren aprender, algún día todos seremos maestros y este mundo será iluminado. Te deseo mucho éxito en el camino espiritual, el viaje al interior de tu ser es tu aventura mas importante, donde conocerás tu misión de vida. El tiempo ha llegado y es ahora.